Claves para optimizar los costos de servicios nube

Felipe Vallejo

Felipe Vallejo

Un proyecto de desarrollo en la nube podría aportar reducción de costos y flexibilidad, pero, estas ventajas pueden perderse por una mala gestión en la nube.

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

En un artículo que hace referencia al reporte “2021 State of the Cloud” de la empresa Flexera, leí dos hallazgos que captaron mi atención. El primero menciona que el 30% del gasto en la nube se está desperdiciando y el segundo tiene que ver con la falta de monitoreo del gasto. Este último creo que se presenta en todos los servicios a nivel general. 

Creo que existe un factor clave para que la implementación en la nube no sea eficiente en algunos casos. Y está en la toma de decisión sobre si delegar o no la responsabilidad de la administración y operación de los servicios base (Infraestructura o plataforma) al proveedor, ya que, los clientes pueden tomar dos caminos extremos.  

Por un lado, contratan a un tercero para administrar la nube.  Solución que considero muy válida, pero en ocasiones, ese middle-man genera un sobrecosto innecesario y puede anular la flexibilidad lograda por el modelo nube. 

En el otro extremo se encuentran los clientes que administran directamente los servicios de la nube, pero no tienen definidas las tareas y/o en ocasión el conocimiento para operar estas soluciones.  

Es por esto, que la transición hacia la nube implica riesgos, y uno de ellos es perder conocimientos que se podría requerir en un futuro, y que empiezan a generar un Lock-In con el fabricante. 

Para evitar estos riesgos, es importante tomar conciencia, mantener el conocimiento de lo que ocurre debajo de cuerdas, aunque ya no se estén gestionando directamente los servicios en la nube. 

También se necesita entender qué implica el cambio y cómo evolucionan los roles y las actividades al interior de la empresa, para adaptarse y aprovechar al máximo los beneficios, de lo contrario estamos seguros de que se anulará cualquier beneficio obtenido. 

Ahora bien, entrando en materia de los costos, hay dos puntos clave a los que debemos prestar atención. 

  1. Estrategia clara. Se requiere un amplio conocimiento de la oferta de servicios nube, para poder definir una estrategia clara y una arquitectura costo eficiente para las diferentes necesidades del negocio. 
  1. Monitoreo continuo. Esto permitirá tomar decisiones de optimización, particularmente por la naturaleza cambiante de estas soluciones, las condiciones de los servicios y las tarifas. El monitoreo también permitirá identificar servicios que ya no sean requeridos, que estén sobre dimensionados, o que puedan ser escalados y reducidos o apagados y prendidos en ciertos momentos.  

Los servicios en la nube traen grandes beneficios, particularmente la posibilidad de escalamiento infinito y la flexibilidad en costos de acuerdo a las necesidades, además permiten movilizar el capital y toda la inversión en tecnología para gestionarla como un costo operativo con el beneficio tributario que esto implica. 

Estas son razones suficientes para aprovechar esta tecnología emergente y moverse a ella. Sin embargo, hay que planearlo bien, definir y ejecutar la estrategia correctamente, y monitorearlas y optimizarlas de forma constante, de esto depende que realmente se logren los beneficios. 

En paradigma tenemos gran experiencia tanto en el desarrollo de soluciones con arquitecturas Cloud Native como en la gestión y optimización de servicios Nube.   

¿Estás planeando la transición hacia la nube? ¿Ya tienes tus servicios en nube y quieres revisar oportunidades de optimización? ¿Estás desarrollando un proyecto y quieres validar la arquitectura o estás buscando un aliado competente? ¡Cuéntanos tu necesidad! 

Solucionamos problemas de negocios asociados a la tecnología

En Paradigma Solutions estamos a tu disposición para buscar soluciones a tus problemas de negocio a través de la tecnología.